Final Fantasy XIII

Final Fantasy XIII

Final Fantasy XIII portada

Puntuación Final Fantasy XIII

Graficos 95%
Historia 85%
Banda Sonora 92%
Duracion 90%
Global 90%

Historia Final Fantasy XIII

Introduccion Final Fantasy XIII

El mundo en Final Fantasy XIII está constituido por Paals y el Nido. Paals es un mundo salvaje e inhóspito habitado por temibles monstruos. Antiguamente estaba habitado por humanos, pero con el tiempo estos fueron muriendo y sus ciudades quedaron finalmente reducidas a escombros, lo que acabó con la vida humana en Paals.
El Nido es un mundo flotante de alta tecnología suspendido sobre Paals. Alberga millones de personas en su interior, las cuales habitan en las numerosas ciudades que contiene, tales como Bodhum, un pueblo costero, Palumpolum y Nautilus, ciudad turística.

Está gobernado por el Sanctum, quien controla también al ejército. Este último está dividido en dos organizaciones, la Guardia y el Psicom. La primera se encarga de velar por la seguridad de los habitantes y ciudades del Nido, la segunda es el brazo armado del Sanctum, que se encarga de las operaciones bélicas y de proteger al Nido de amenazas externas.

Resumen Final Fantasy XIII

Ambos mundos son dirigidos por los fal’Cie, entes de cualidades paranormales con un tremendo poder mágico. Los fal’Cie del Nido se encargan de suministrar energía y alimentos, necesarios para sustentar la vida de la sociedad, en cambio los fal’Cie de Paals se dedican a explorar y explotar la tierra.

Ambos fal’Cie tienen la capacidad de marcar a los humanos, convirtiéndolos en sus siervos, asignándoles una misión que desempeñar y otorgándoles poderes mágicos. Dichos siervos, llamados lu’Cie, poseen un tiempo limitado para cumplir su misión para no convertirse en Cie’th, formas de vida miserables, con aspecto de monstruo destinado a una vida de pena y remordimiento.

Si un lu’Cie cumple con éxito su misión se convierte en estatua de cristal y, según la leyenda, obtiene vida eterna. En ocasiones, cuando un lu’Cie se ha sentido sofocado por su misión, se han manifestado seres llamados Eidolones para aliviarlos de su carga.